sábado, 14 de junio de 2014

Capitulo 3: Despertar a la Realidad

 

      

          Lo veo parado en frente de mi y quiero que me trague la tierra, no puede ser que mis amigas no me hayan avisado que estaba detrás escuchando todo lo que estamos hablando. No tengo la cara de mentirle ni inventarle una buena excusa con tal salir de ésta, por lo menos casi bien parada.

        «Que mala jugada del destino; no hago más que confesarles a mis amigas mi sentir sobre Pierre y la persona  en cuestión aparece y lo escucha todo. Malditas condenadas, me la van a pagar.»

  ̶ Hola Pierre ¿cómo estás?  ̶ Alice y Sharon lo saludan desde sus lugares.
  ̶ Muy bien y ustedes chicas, ¿cómo les van?  ̶  le habla a las chicas pero no deja de mirarme. 

  ̶ Todo bien gracias. ̶  responden a la vez. 
  ̶ Bueno, creo que ya es tiempo para el depilado así que nosotras nos vamos. – nos anuncian y le lanzo una mirada de  me la voy a cobras mas tarde.

̶ Adios, Pierre.   ̶  se despiden cada una con un beso en la mejilla que él le corresponde.

          «Claro,  ahora huyan cobardes dejándome con Pierre y con lo que me viene encima. No me va a dejar ir hasta que le dé una buena explicación. Estoy contra la pared no puedo mentirle porque sabrá que lo es, en fin, no puedo engañar a este hombre.»

          Ya que las chicas se fueron, se acerca a mí; yo callada porque no me salen las palabras y él que no deja de mirarme en espera de una buena explicación. Me ofrece sus manos para  pararme del asiento en donde quede inmóvil por la sorpresa. Ya en pie, me coge por la cintura y sus manos van ascendiendo y descendiendo por mi espalda buscando el calor de mi piel. 

         Me siento acalorada con solo su toque; no puedo imaginar como sería estar debajo de él, desnuda sintiendo sus caricias, su boca, su cuerpo. «Este hombre me llevará a la tumba; no sé cómo ha hecho para despertar en mí el deseo y la pasión por él. » 

         Minutos despues, Pierre cansado de esperar una explicación, me hace una señal con la mano para que hablará y que él era todo oidos.

̶ Bueno... no sé qué decirte, creo que es mejor decir decirte la verdad. No sé cuánto escuchaste de la conversación; así que ya lo sabe.

  ̶ No sé nada, dímelo tú. – exigio respuesta.̶
  ̶ No me pones en esta posición por favor.
̶ Aún no te pido que estes en alguna posición;  simplemente quiero saber la verdad. Quiero que lo digas mirándome y escucharlo de su propia boca.

̶  Bien... Lo que le dije a las chicas fue que me gustaría repetir el beso que me diste y qué te quiero ver desnudo y devorarte,  quiero que me hagas tuya y sentirte dentro de mí.

           Mientras le confesaba abiertamente lo que deseaba; su mirada me devoraba como loco, sentí su deseo y a la vez sentía el mio por él.  No había pasados solo unos segundos y ya estaba muy cerca. No me podía mover estaba anclada en mi sitio sólo respiraba con dificultad y mi pulso se aceleró; sólo deseaba que me abrazará que me besará y que me hiciera suya aquí mismo. 

          Estamos en silencio, mirándonos uno al otro, Pierre acerca su boca a la mía y comienza a rozarme sus labios por los míos y me estremezco en sus brazos. Como sí  mi cuerpo le diera una señal para besarme, acto que inicia con mordizcos por todo mi labio inferior hasta que da el último y le abro la boca con gemido y aprovecha el momento para  poseer mi boca.

          Las ansías y el deseo de este hombre me envuelve y sólo pienso en el momento que estemos juntos desnudos y dentro de mí. El atrapa en su boca todo mis gemidos y jadeos; siento que me voy a desmayar,  en mi vida nunca había sentido una pasión, un deseo y unas ansías como las de él.

        Seguimos besándonos, devorando nuestras bocas hasta que tuvimos que separar  para tomar un poco de respiración y en sus ojos ví; la pasión y el deseo.

̶

  ̶ ¿Quiero cenar contigo esta noche?- me lo pide en un susurro.
  ̶ No puedo ir contigo a cenar, ya lo sabes por favor no insistas.- le suplico.
  ̶ Déjalo y vente conmigo.
  ̶ No es tan fácil; Paul es mi pareja y le debo respecto.  ̶ le digo y me separo de él porque si continuo en sus brazos no podre negarme. 

̶ Si él no te quiere, no te ama.  ̶  declaró con convicción como si supiera algo que yo no sé.

  ̶ Lo dices porqué te quieres meter dentro de mí. 
  ̶ Claro que sí; no te lo voy a negar pero él no te ama.̶  denuncia.
  ̶ Lo siento pero tengo que irme con las chicas- me voy dejando solo por que si sigo a su lado voy a cometer una locura.





          
           Cuando salí de la sala me recoste de la pared para poder  recuperar  la respiración,  la cordura y la consciencia en eso Francois  me llama para el depilado. Cuando llegue a sala del tratamiento, Alice y Sharon me reciben con una sonrisa y sé que están locas por saber qué pasó.

̶ ¿Qué haces aquí?- me preguntas Sharon sorprendida.

  ̶ Voy con ustedes al depilado.
  ̶ ¿En donde esta Pierre?- pregúnta Alice.
  ̶ Dónde pueda bajar sus emociones.
  ̶ Ja ja ja lo pusistes caliente y echaste para atrás.-declaro Sharon a carcajadas.
  ̶ Sharon no es un chiste, le confirme lo que habia escuchado, me beso,  rechace la invitación a cenar y fin de la historia. 
  ̶ Porque lo rechazaste, ¡eres idiota!  No ves que se muere por tí, por estar dentro de tus bragas y tú pendiente a un hombre que no te quiere, que no te ama.

̶ Eso me dijo Pierre sobre Paul.
̶ Entonces, llámalo y dile que vas. – insiste Alice.

  ̶ No lo haré, tengo que resolver la situación con Paul para entonces tomar una decisión para entrar en una relación con otra persona y mucho más si esa persona en mí jefe.
  ̶ No sé porqué Pierre ha tardado tanto tiempo para declararte su amor. El desde siempre te ha visto de otra manera. 
  ̶ Lo sé, él ha tenido sentimiento hacia mí pero la cuestion de trabajo complica todo.
  ̶ Allá tú si pierden la oportunidad con Pierre te vas arrepentir toda la vida.̶ 
  ̶ Él tiene que entender que no lo haré si estoy con una persona también ustedes deben entender y respetar mi decisión

         Después de estar en esta pequeña discusión con mis amigas viene nuestro turno para  la depilación en cera y luego un masaje. Tan pronto Francois llega donde estaba esperandola, me lleva a la cabina de masaje;  me preparo y me acomodo en la camilla completamente desnuda solamente una toalla blanca cubriendo mis nalgas. 


        Francois es una de las mejores masajista que tiene el spa; y en unos minutos entra y comienza a dar masaje. El masaje de Francois  es lo mejor de todo este día; un buen masaje para relajarme y para poder disfrutarlo bloqueo cualquier pensamientos que impida  que me relaje.

         Pasa unos minutos y siento que  Francois sale del cuarto, supongo que es para buscar algún aceite; no tarda  mucho, cuando regresa a continuar con su trabajo,  las manos que me tocan ahora no son las de Francois;  estas son grandes, cálidas, calientes y fuertes que comiencen a recorrer mis piernas y luego van subiendo y acariciando el interior de mis muslos y decido dejarme llevar con este masaje tan relajante y tan excitante a la vez. 

        Sube por mi cintura dejando un rastro de caricias hasta que detiene su toque y yo lo re-siento con un quejido y es cuando abro mis ojos, me levanto de la camilla y veo sus lindos ojos verdes;  ojos que me miran excitantes llenos de placer y fuego en la mirada.
 

  ̶ ¿Qué carajo haces aquí? ¡No puedes entrar!  ̶  me siento en la camilla no sin antes taparme con la toalla.

̶  Sólo quería sorprenderte y el sorprendido he sido yo. ̶  me dice mirándose su entrepierna  y yo por reflejo le sigo la mirada y veo su erección asomarse dentro del pantalón y al verlo me muerdo el labio inferior y siento como la temperatura se instala en mi cara.
̶  Ya lo hiciste así que vete y déjame en paz.
̶  No quiero dejarte en paz, Loanne no entiendes no podemos estar en una misma habitacion;  nuestros cuerpos se desean y eso no lo puedes negar ni tampoco lo permitiré.
̶  Pierre eres mi jefe y mi amigo; esto no esta bien, tienes que parar.
̶  Ya te lo dije no lo haré y ahora menos porque tu me deseas.
̶  ¿Qué insistente eres?
̶  Pense que lo sabías, te aclaro que tanto en los negocios como en mi vida personal si algo o alguien me gusta, me atrae o me excita voy detrás de mi objetivo y no me doy por vencido.
̶ Eso quiere decir que solo soy una meta a alcanzar y cuando la alcances ya no seré importante.  ̶  sentencié.
̶ No quise decir eso, lo que dije es que puedo ser muy insistente y perseverante. Loanne, lo que quiero y deseo es estar contigo, quiero tenerte, besarte y hacerte mía. 

       Nos miramos por no sé cuanto tiempo, Pierre en frente a mí mirándome con pasión, con fuego abrazador  y yo con la toalla cubriendo mi desnudez sintiendo todo su deseo y el mío que comienza a hacer estragos en mi interior.

          «Esto me llevará en vía directa al infierno; aun no sé en que estaba pensando en confirmarle lo que había escuchado de mi boca, pero no podía negarlo, no valía la pena hacerlo. Pierre no ha dicho que me ama ni que quiere un futuro conmigo. Esto lo tengo a confirmar. De aquí no voy a salir bien parada pero no importa, me la jugaré por él, por el deseo que siento.»

̶ Bien Pierre, ¿qué tal si te propongo un trato?  ̶  le anuncié  un poco indecisa cortando el silencio en la habitación.
̶ Vaya, ahora  eres tú la interesada. Tengo mucha curiosidad  pero también tengo mis condiciones; entonces... ¿cuál es tu trato?
̶  El trato es... bueno... acepto a estar contigo siempre y cuando aceptes mi trato que consiste en:  primero; nadie puede saber que estamos juntos, por ende, en la oficina nos vamos a comportar y en frente de nuestras amistades tambien; segundo, el hecho que estamos teniendo sexo eso no impide ver otras personas eso si, la otra parte tiene que saber que estamos saliendo y por último y no por ser menos importante... nada de besos cuando tengamos sexo, no quiero una relación sino una aventura. 

        Se queda mirandome como si estuviera analizando sus palabras antes de abrir la boca. Pasa unos segundos que me parecen una eternidad hasta que decide hablar. Lo observo como esta de furioso y estoy casi segura que no aceptará el trato.

̶ Eso ni pensarlo, no. No estoy de acuerdo con este punto. No me vas a privar de tu deliciosa y decandente boca. Necesito tus besos. ̶  gruñe decepcionado y furioso alejándose de mi comenzando a caminar por todo el cuarto llevándose las manos hacia su cabeza.
̶  Sino acepta mis condiciones no hay trato.  ̶  le comento por si tiene la duda en aceptar mi trato.
̶  No sabía esto de tí ... ¿quieres jugar?...  Juguemos entonces pero estarás suplicando que te bese, que te devore esa rica boca. ̶  me advierte. ̶ Ahora me toca a mi decir mis condiciones y sino aceptas no hay trato.  La primera consiste en que no hay limites; haré lo que sea para  darnos placer y por último pasarás conmigo fines de semanas.
̶  Necesito algo de tiempo para hacer mis cosas en mi departamento, no puedo dejarlo tirado; además, en el fin de semana es que tengo la oportunidad de salir con las chicas.
̶  Arreglamos ese espacio para ti cuando llegue el momento.
̶  No, ahora porque luego no lo vas a hacer. No voy a sacrificar mi vida por estar contigo.
̶  Esta bien, solo quiero que cuando planifiques alguna salida me lo notifiques es todo lo que te pido.
̶  Muy bien, acepto. ̶  extiendo mi mano para cerrar el “trato” y él hace lo mismo con la suya, me da un apretón de manos y con la misma se acerca a mí y me da un beso tierno que se volvío uno apasionado y salvaje.




 

Nos separamos del beso porque tocaron a la puerta.



        Cuando Pierre se fue; me quede hundida en mis pensamientos por sus últimas palabras ahora sí que no hay marcha atrás. Llega Francois donde mi y pregunta si estoy bien le contesto con la cabeza en señal de afirmación. Me pide que me recueste en la camilla para terminar el masaje. 


        En unos treinta minutos, me reuno con Alice y Sharon para ir a almorzar. Nos dirijimos al nuestro restaurant favorito y entre una cosa y otra me acorralaron hasta que tuve que decirle lo que me paso con Pierre en la sala de espera. Le conte con lujos de detalles pero ninguna me pregunto nada sobre que paso en el cuarto de masaje; estoy segura que no saben nada por que sino ya me hubiera caído el juicio final por el semejante interrogatorio que me darían.

         Luego del almuerzo y el interrogatorio que mis adoradas amigas me hicieron, nos fuimos de tiendas ya que tanto Sharon y Alice estaran fuera de la ciudad la próxima semana y querían  comprarse unos vestidos y aproveche para comprarme unos para mí. Nos comentó Alice que se irá a Milán a buscar unas telas para su vestido de novia y que la acompañará su querido novio. Y Sharon nos anunció que se va a una convensión en España con su amigo y socio; se van unos días antes para hacer unos acercamientos a una compañía que se dedica a vender equipo dentales y sí son positivos,  harán unas compras para su negocio. 

       Ya que las chicas no estarán en toda la próxima semana; tendré tiempo para adelantar algo de trabajo y dedicarle tiempo a mis trabajos de programación también tengo que preparar todo lo del fin de semana con Pierre.

«¡Qué nervios! Aunque me haga la fuerte no lo soy, muero de nervios.» 

        Terminamos las compras y cada una se fue a su “oásis personal” como le dice Alice a su departamento. Nos despedimos y planificamos vernos mañana en la tarde para despedirnos.

       Llego a mi oásis y esto no tiene cara de uno. Esta todo regado como si hubiera pasado un huracán. Me dispongo a recoger un poco no sin antes colocar mi ipod a sonar mi música favorita. Cuando llega la noche mi departamento ahora si tiene cara de un oásis; sala, comedor, cocina y mi habitación todo organizados. Decido darme una ducha y en ella dejo que el agua calme mi piel caliente y comienzo a recordar todo lo que me paso con Pierre y pienso en Paul que no he recibido ninguna llamada de él. Mejor así,  aun  no tengo la cabeza para resolver ese asunto.

         Termino de bañarme, me pongo mi pijama y conecto mi computador para trabajar unas horas en ella. Finalizo mi trabajo y cuando me dispongo a cerrarlo, suena mi móvil.

̶  Hola, Sha.
̶  ¿Dónde estas?
̶  En mi departamento. ¿Por qué? ¿Qué te paso?
̶  Ponte algo decente y ven a verme; te necesito.
̶  ¿Dónde estas amiga?
̶  Estoy en el Hotel La Tour.
̶  Sha, ¿Qué haces allá? ¿En qué lios te has metido?
̶  Loanne ven para acá y no te preocupes yo estoy bien pero te necesito.
̶  Salgo ahora.

       Terminamos la llamada, voy a mi habitación, me cambio de ropa, tomo mis llaves y mi móvil y salgo como loca al encuentro con Sharon. Trato de tranquilizarme pero no se me da.

        Al llegar al Hotel llamo a Sharon para decirle que llegue y me indica que vaya al Restaurant LaSalle y cuando entro al lugar me encuentro en frente a una persona que reconozco al instante pero no me llega a ver.

̶ ¿Qué hace aquí?



10 comentarios:

  1. Que capitulo mas excitante, Pierre es un hombre muy ardiente.
    Espero que Paul salga de si vida, pues se ha comportado de una manera horrible.
    Cada vez me gusta mas esta preciosa historia.
    Tengo muchas ganas de saber como ira la primera cita con Pierre.
    Muchas gracias por esta bonita historia.
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si Erika, Paul es un macho egoista y desgraciado pronto tendremos cambios. Y que te puedo decir de Pierre, mmmmm en los proximos capitulos veremos como sera Pierre. Gracias a ti por el apoyo que le estas dando a esta historia. Besos. Nos leeremos en el proximo capitulo

      Eliminar
  2. Wow!! Que calor y eso que no a empesado su juego ahhhh, me gusta y mucho jaja
    A quien vio? Sera Paul o Pierre?
    Quiero mas ,mas
    Muackss ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si que hace calor!!! Espera a que todo su juego comience y nos falta muchos capitulos. Solo dire que comienza con P. jajaja. Estoy feliz que quieras mas de esta historia. Gracias y nos leeremos en el proximo. Besos

      Eliminar
  3. Exijo que me digas ahora mismo a quien se encuentra aunque creo saber de quien se trata Pierre se ve enamorado pero lo perderá por tonta bueno eso me da la impresión muero por saber más de esta historia que cosas haces con nuestras cabezas mujer.... excelente capitulo mi angelita éxitos tqm

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mi Guada solo dire que quien es su nombre empieza con P. Pierre es un hombre como pocos y si esta enamorado de Loanne. Y eso es solo estoy calentando los motores. Guada gracias por tu gran apoyo en esta historia.TQM Besos

      Eliminar
  4. Ok esto cada vez mejor!!!
    Me encantaria tener un MASAJE asiiiiii!!!
    A qus si si si si !!!
    Estoy segurita que ese desgraciado de Paul esta cagandola!!!
    Un Besote mamiiiii te quieroooo!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Meli creo que todas queremos un buen masaje y que no lo dejen a medias, porque este si que lo dejaron a medias. Vamos a ver que pasa en el proximo capitulo. Gracias por estar aqui conmigo; sabes que te quiero mucho. Besos

      Eliminar
  5. aiii dios mio!!! que capitulo!!!!!!!!!,por fin Loanne decidio estar con Pierre, mmm veremos cuanto dura eso de no querer besos, como dice el, va a suplicar, de seguro Paul esta enredandose con otra, asi que ella que le de para adelante.
    ya quiero saber que pasa en ese hotel.
    me encanta la historia y quieroooooooooooooo mas y mas
    un beso grande bella :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mi Sol, si por fin se decidio a darle una oportunidad a Pierre. Ya veremos que nos trae la joyita de Paul. Y por los no besos, veremos si Loanne tiene fuerza de voluntad.Sol en el proximo capitulo veras que pasa en ese hotel. Quiero darte las gracias por el apoyo que me das. Besos y nos leeremos en el proximo.

      Eliminar